RSS

20/4/11

Equilibrar la Energía Femenina y Masculina



Equilibrar la Energía Femenina y Masculina



Mientras el hombre y la mujer no tengan comunicación sincera y aprendan a conocerse, a descubrirse juntos, a respetarse, unificarse, y dejar de seguir los parámetros de lo ya conocido, no habrá relaciones armónicas.
Debemos empezar a hacer una gran transformación...hacer las paces con nuestro Universo interno, en el que entre muchas cosas tenemos que hacer las paces y Equilibrar la energía Femenina y la Masculina.


Solo cuando Armonicemos estas energías dentro de nosotros mismos podremos armonizarnos en el exterior entre hombres y mujeres y trasladar esa armonía a los hijos...hombres y mujeres del mañana que no vivirán en la separación como durante siglos ha sido...


Por un lado los hombres durante siglos fueron machistas denigrando a la mujer...por otro lado las mujeres se volvieron feministas manipulando al hombre emocionalmente y compitiendo con él...el feminismo es el otro extremo del machismo. Los extremos destruyen porque se alejan del equilibrio...Así que hombres y mujeres andan descompensados emocionalmente, viviendo en la separación, en la competitividad, sintiendo un gran vació en su interior, porque son hijos de la desarmonia de las energías.


Hasta que no aprendamos a encontrar el equilibrio, hasta que cada uno no sepamos cual es nuestro lugar y sepamos para que estamos aquí no habrá armonía. 


La energía masculina tiene que ver con el aspecto de manifestarse exteriormente en el mundo material, acción, dirección y concreción. La energía masculina está relacionada con el enfoque, el discernimiento y el poder de actuar. Les permite ocupar espacio, ser un “Yo” con límites bien definidos. 
La energía femenina tiene una inclinación natural a volcarse con los sentimientos, la inspiración y con trascender los límites del “yo” para conectarse con los demás. La energía femenina es Amor incondicional, es la Madre en todo su sentido, es germinar y nacer, es fluida y receptiva y cuando se combina con la energía masculina, conduce a la forma más elevada de creatividad. 


El equilibrio entre las dos energías,  permite realizar nuestro máximo potencial. Ambos sexos tenemos las dos energías en mayor o menor medida, por ello debería ser fácil complementarnos hombres y mujeres para construir un mundo mejor, pero, para ello tenemos que armonizarlas en nuestro interior y así proyectar esa armonía en el exterior.


Las energías masculinas y femeninas son los ladrillos de la creación y si ambas juegan juntas en paz y alegría producen belleza y satisfacción. Ninguna energía es mejor o superior, ambas son muy importantes, son iguales y complementarias a la vez. 


Los hombres que se reconectan con su parte femenina y la abrazan, pueden entrar en el mundo de lo receptivo, de lo creativo, de lo sensible y lo sensual, se abren a su inspiración más profunda y entran en contacto con su propósito de estar aquí, conectándose con la luz, la luz de la Fuente, la luz de su Alma. 


La mujer muchas veces ha odiado ser mujer, y no se valora identificándose con los aspectos masculinos mas que con los femeninos. Tiene que navegar en su Ser interno y abrazar la esencia de su naturaleza, sanar su parte masculina, unificarlas, armonizarlas y abrazar la totalidad para alcanzar la plenitud y reconectarse con la Luz para descubrir su grandeza.


Abrazando lo masculino y lo femenino en nuestro interior, llegamos al todo, donde no hay separación, donde la dualidad ya no existe. La incoherencia desaparecerá en éste despertar.
Las Energías Masculinas y Femeninas han caído juntas en una larga y dolorosa lucha. 
Ya es tiempo de cambio y ellas también se alzaran juntas, porque una no puede estar equilibrada sin la otra.
Un Sol Naciente se vislumbra en nuestro horizonte, la danza de la vida se está manifestando en éste Despertar.
(Montse y Javi de Serena Tu Mente)