12/6/11

Relaciones

Relaciones
Muchas veces nos sentimos ofendidos o defraudados porque una persona "No cumplió nuestras expectativas" pero...y nosotros...¿Nos tomamos la molestia de saber cuales eran las expectativas de la otra persona?
Respuestas de diferentes personas en el facebook...

-Marian...Yo creo que expectativas no hay que tener nunca. Feliz tarde.

-Tutiacoro...Es porque en cualquier relacion no ha habido sinceridad y algunas personas esperan que se les siga como un robot en todas sus peticiones...Pobre el que no deja a una amistad ser...Están perdidos...quedaran solos!

-Marcela...A veces estamos tan concentrados en nosotros mismos que no nos damos cuenta que a los demás también les pasan cosas y esperan cosas de uno. Decepción hay cuando uno espera que otro nos colme las expectativas, mejor es no pensar en eso y dejarnos sorprender.

-Mónica....Es cierto, nos nos pusimos a pensar en las expectativas de la otra persona y puede ser que esa persona se defraudó ante nosotros.

-Rolando...Cuando dejemos de pensar en Yo y lo cambiemos por nosotros, esa pregunta pierde su sentido...Un Abrazo Montse.

-María...La verdad...Somos egoistas y no lo pensamos.

-Nuvis...Solo cuando desaparece el Ego y surge la conciencia podemos pensar con el corazón.


-Estela...Y lo opuesto?? cómo evitar que el querer cumplir las expectativas de los demás nos impida ser nosotros mismos.

-Marcela...Los límites los ponemos nosotros mismos Estela. Nunca hay que dejar de ser nosotros mismos. Ese fue otro de los mensajes de Serena tu mente de hoy. Si no sos vos misma, no te sentís plena, estas buscando la aprobación del otro y no la tuya y terminas no siendo sincera al fingir que sos lo que no sos.

-Sole...Creo que ésta frase chocó contra muchas expectativas...Montse vos que la explicas con tus mejores palabras....no me harías el favor de explicar lo que quiciste decir...yo creo entenderlo pero lo pegue en mi muro y me parece que resulto chocante...besos!

-Serena Tu Mente...Querida Amiga Sole....la pregunta que hice es para eso....para remover, para salir de la comodidad, para reflexionar, para observar lo que muchas veces hacemos inconscientemente...
Recibo a diario muchos mensajes donde las quejas siempre son...No "me" hace... no "me" dice... no "me" da... "yo quiero" que sea de una determinada manera..."quiero" que cambie. etc, etc,....
Muchas personas buscan en el otro/a que le cubra todas sus necesidades y carencias afectivas, que aplaquen sus miedos por medio del condicionamiento emocional, hacen que la relación sea de exigencias constantes buscando control y ésto produce tensión, malestar, inquietud y sufrimiento forjando apego, juzgado comparando, etiquetando.

La Mente crea historias las idealiza, se genera una relación condicionante y llena de quejas constantes, si la persona no es como ha sido idealizada, toda relación acaba rompiendo porque se exige a la otra persona que cumpla tus exigencias, que cumpla tu historia mental, que cumpla tus creencias...y se torna en una convivencia donde el otro/a se siente encarcelado/a, agobiado/a, y ese malestar se va haciendo cada vez mas pesado...Cuando la mente domina así, nada puede florecer y brillar. Una mente libre de condicionamientos es una mente serena, silenciosa, tranquila y procesa las vivencias en Armonía...

Nadie tiene que cumplir las expectativas de nadie. Las relaciones hay que disfrutarlas, conociéndose el uno al otro, aprendiendo el uno del otro, comunicación, confianza, respeto, amor, compartir el sentir de cada cual. Nada tiene que ser de una determinada manera solo tiene que fluir y en el día a día ir trabajando "con cariño" y unidos, esas pequeñas cosas que a veces incomodan...muchas veces esas pequeñas diferencias son mágicas y puede perfectamente complementar a la pareja. Para recibir también tenemos que dar...para poder dar primero tenemos que darnos a nosotros mismos aquello de lo que carecemos. No es solo "que me den", también hay que dar para poder recibir. El Amor no es coacción, no es control, no es desconfianza y no es conflicto. El Amor no es esclavizarse a una persona para lograr su Amor, su aprobación y para responder a sus expectativas ni se tienen que esclavizar a nosotros..

El Amor es otra cosa, es un sentimiento puro que nos hace ver la belleza interior del ser humano.El Amor es respeto, es libertad, es bienestar, es armonía, es comprender, es dar sin esperar nada a cambio. El Amor nunca condena, nunca pide y nunca exige. Amar es aceptar al otro cómo es con sus defectos y sus virtudes y no intentar cambiarlo a nuestro antojo. Es fluir en el día a día...para abrazar la totalidad del otro/a tenemos que aprender a abrazar nuestra propia totalidad...


Muchas personas al comenzar una relación les encandila las virtudes del otro/a solo se fijan en lo bonito, pero en la totalidad está también el lado negativo que también debemos conocer para poder abrazar esa totalidad...conocer sus defectos y virtudes, si se quedan solo con sus virtudes están conociendo una pequeña parte de ésta persona, que engrandecen en sus pensamientos porque les hace vibrar y es lo que les emociona y, cuando llega la convivencia, entonces se sorprenden porque no parece ser la persona que creían conocer...no es que esa persona haya cambiado, es que no han querido fijarse en la totalidad del Ser...su lado positivo y su lado negativo, sus virtudes y sus defectos, conocer la mochila emocional que arrastra o si es un ser limpio de heridas emocionales, si es un hombre condicionado o un ser libre, sus costumbres, sus alegrías/emociones y sus tristeza, ver si lleva una máscara o es auténtico y genuino, sus reacciones y sus acciones.

Cuando vas conociendo la totalidad, entonces ya estás "CONSCIENTE" para saber si puedes aceptar todas aquellas partes de él que no son tan iluminadas y que todabía tiene que sanar, negociar o cambiar...o si no las puedes aceptar y decides que lo mejor es seguir cada quien su camino sin enfados, en libertad, sin resentimientos y agradeciendo la experiencia que tanto te ha aportado para tu crecimiento.

-Caro...GRACIAS SERENA Porque es justo , ésta explicación me hacía falta...Me pasó el miércoles, que encandilada no vi lo negativo de dos mis amistades...me hice a un costado y deseé que fueran muy bendecidas...siento no poder vivir relaciones con hipocresía, por eso dejé ir esa relación, eso no quiere decir que no las quiera, pero cuando algo se quiebra, ya nada es lo mismo...No se si estoy equivocada, pero se que todo tiempo es perfecto y que por algo pasan las cosas...Estuvieron en el momento justo, fueron maestras en mi Vida, pero el ciclo ya se terminó...Gracias..

-Nohemi...Muy ciertas tus palabras porque a veces vemos los defectos de la otra persona, pero no nos fijamos que también tenemos y como siempre lo he dicho sino existe una buena comunicación, pues allí empieza a fallar la relación. Por lo que tenemos que tener en cuenta para que una buena relación perdure tienen que estar presente: Comunicación, Respeto, Confianza y muchisisisisimo Amor.

-Gullermina...Muy buena tu reflexion, coincido que en tiempos actuales, esto del todo ya, se a trasladado a todo y en la vida amorosa, las personas pasan de el instante de ver a alguien, a concluir, sin pasar por este momento que vos mensionas que tieneque ver con el conocer, y que no se da de la noche a la mañana, y que por ser seres humanos que no esta todo determinado de una vez y para siempre, hay que darse los tiempos para conocer y decidir si realmente la persona que esta al lado nuestro es con la que queremos compartir nuestra vida, tener nuestros hijos, compartir y armar proyectos en pareja. 

Pasa que la gente pasa de la etapa de enamoramiento donde el otro nos muestra la cara mas bonita, sus virtudes... a casarse, tener un hijo como si fuera un tramite mas, y cuando llega la convievencia , los hijos, ahi aparece la sorpresa, pero es como vos decis, no es sorpresa, simplemente actuaste bajo tus impulsos, bajo las emociones mas fuertes que nos suceden a todos cuando conocemos alguien que brilla, y que tal vez nos haga brillar, creo que el dicho 
"no todo lo que brilla es oro" se puede aplicar perfectamente, pienso que para tomar algunas decisiones, debemos tomarnos un tiempo y no tomarlas en el periodo de enamoramiento que es aquel, donde idealizamos al otro, asi despues no aparecen esas quejas cotidianas que hacen sufrir tanto a quien las padece y al entorno que las escucha.

Cada cual tiene a su lado lo que eligió, y esa responsabilidad es de cada quien, a veces hacerse cargo cuesta, duele, frusta, genera mucho sufrimiento, en fin... angustia. Pero sin duda vivir conforme al deseo que te habita es algo pleno, que ojala mucha gente pueda lograrlo.


(Montse y Javi de Serena Tu Mente)

Historia de dos hombres enfermos


Historia de dos hombres enfermos
Dos hombres, ambos enfermos de gravedad, compartían el mismo cuarto semiprivado del hospital.
A uno de ellos se le permitía sentarse durante una hora en la tarde, para drenar el líquido de sus pulmones. Su cama estaba al lado de la única ventana de la habitación. El otro tenia que permanecer acostado, de espaldas todo el tiempo. 


Conversaban incesantemente todo el día, y día tras día hablaban de sus esposas y familias, sus hogares, empleos, las experiencias vividas durante sus servicios militares y los sitios visitados durante sus vacaciones.
Todas las tardes, cuando el enfermo ubicado al lado de la ventana se sentaba, se pasaba el tiempo relatándole a su compañero de cuarto lo que veía por ella.
Con el tiempo, el enfermo acostado de espaldas, que no podía asomarse por la ventana, se desvivía por esos períodos de una hora, durante los cuales se deleitaba con los relatos de las actividades y colores del mundo exterior. 


La ventana daba a un parque con un bello lago. Los patos y cisnes se deslizaban por el agua, mientras los niños jugaban con sus botecitos a la orilla del lago. Los enamorados se paseaban de la mano entre las flores multicolores; era un paisaje con árboles majestuosos y, en la distancia, se divisaba una bella vista de la ciudad.
A medida que el enfermo cerca de la ventana describía todo esto con exquisitos detalles, su compañero cerraba los ojos e imaginaba un cuadro pintoresco.
Una tarde le describió un desfile que pasaba por el hospital, y aunque no pudo escuchar la banda, lo pudo ver a través del ojo de la mente mientras su compañero se lo describía.


Pasaron los días y las semanas y, una mañana, al entrar la enfermera para el aseo matutino, se encontró con el cuerpo sin vida del señor que ocupaba la cama cerca de la ventana, quien había expirado tranquilamente, durante el sueño.
Con mucha tristeza, avisó para que trasladaran el cuerpo. Al día siguiente, el otro señor pidió que lo trasladaran cerca de la ventana. A la enfermera le agradó hacer el cambio, y luego de asegurarse de que estaba cómodo, lo dejó solo.


El señor, con mucho esfuerzo y dolor, se apoyó en un codo para poder mirar el mundo exterior por primera vez. ¡Finalmente tendría la alegría de verlo por si mismo! 
Se esforzó para asomarse por la ventana y.... lo que vio fue la pared del edificio contiguo.


Confundido y entristecido, le preguntó a la enfermera qué sería lo que animó a su difunto compañero describir tantas cosas maravillosas fuera de la ventana...
La enfermera le respondió que el señor era ciego y no podía ni ver la pared de enfrente. 

Ella le dijo "Quizás solamente deseaba animarlo a usted"...

Existe una inmensa alegría en poder alegrar a otros a pesar de nuestra propia situación. 

La aflicción compartida disminuye la tristeza, pero cuando la alegría es compartida, se duplica.
Si deseas sentirte próspero, basta con contar aquello que poseas y que no se puede comprar con el dinero..