27/5/14

Intuición

Intuición 


¿Quién no ha presentido alguna vez que se acerca un período de cambios importantes?, ¿quién no ha tenido una sensación de que se aproxima algo clave para su vida?, ¿algo que parece tener que ver con las puertas de sus íntimas utopías?, ¿acaso el Misterio se dispone a encender el corazón?, ¿se percibe la llegada de una gran oportunidad?, ¿será que la mente se abre a un nuevo salto?, ¿será que llega el gran amanecer y el tiempo del viejo ciclo se acaba?

La intuición es esa misteriosa facultad del ser humano por la que accede al conocimiento

de forma “revelada” y directa. Una facultad que nos convierte en dioses capaces de adelantar acontecimientos y sentir la vida del alma. Y así como la razón es la gran herramienta analítica que nos permite deducir leyes físicas, la intuición, por el contrario, se manifiesta sutil impregnando la mente de un nivel más profundo y de una intención evolutiva que los acontecimientos consigo portan.

Para captar el lenguaje intuitivo del yo profundo, se precisa de una actitud mental serena y de la atención bien despierta. El ser humano, conforme evoluciona al Testigo y aprende a observar su mente, se da cuenta de la diferencia que existe entre el tejido emocional de deseos y temores y lo que es un chispazo de intuición que, proviniendo de lo profundo, enciende la llama.

Pareciere que la intuición acompaña al eco que viene del plano en el que no hay tiempo ni distancia. Un relámpago que nace en aquel espacio en el que todas las cosas son el presente y se saben desde la plena certeza. Nos queda la intuición como hilo conector con la Luz que somos. Un hilo transpersonal que nos habla del mundo que viene y de la vida superior de hombres y mujeres que han recorrido ya el camino de las sombras. Una vuelta a casa que merecidamente llega.

¿Ha sentido usted alguna vez que en su camino pasaba un ángel o que, en un determinado momento, estaba bajo la protección sutil de una Presencia?, ¿ha sentido usted alguna mañana al despertar que lo soñado no era tan sólo un sueño más? ¿siente que permanece junto a una persona porque existe un nexo no racional entre sus almas?, ¿ha sentido alguna vez la certeza de que ya era tiempo de hacer el viaje que siempre sintió como frontera? ¿y que las cosas “enredadas” se pondrían en su sitio por sí solas?

Aquellos sucesos por venir que tienen que ver con la expansión del darse cuenta, se anuncian mediante sus ecos en el corazón de la mente. Pareciere que el alma perdida, queriendo retomar la senda, llama a la puerta mediante “casualidades” y extrañas coincidencias.

Abra su corazón y permita que su ser vuelva a dulcificar la vida. Ahora es usted más consciente y puede recrearse en la calidad de los dones y en la paz y comprensión que de su esencia emana. No es casual que ahora perciba un punto de nostalgia del aleteo sutil de la mariposa que se le aproxima y le llama.

Recuerde: ESO le está buscando. Manténgase atento y reconozca los momentos en los que usted intuye que está muy cercano el punto en que ESO le encuentra. Ante tan insólito abrazo y aventura de la conciencia, ¿acaso no es para dar las gracias?

(Escuela Española de Desarrollo Transpersonal)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte con nosotros Tu opinión. Gracias por participar en el blog.